Maurizio Frasani

Maurizio Frasani estudió Ingeniería de Gestión con especialización en TI en el Politécnico de Milán School of Management. De 1978 a 1984 trabajó como técnico en una planta de producción de elementos prefabricados de concreto en la provincia de Piacenza, donde conoció la tecnología del hormigón prefabricado. Frasani centra sus esfuerzos profesionales en la investigación y desarrollo de la automatización de actividades y ciclos productivos dentro de las empresas. Comenzó el desarrollo de un modelador CAD al que dio el nombre del juego Lego para el modelado rápido de estructuras prefabricadas. La intuición de hacer el sistema de proyecto más productivo y controlado con el instrumento LegoCad le permite abrir nuevos horizontes en el mercado. Después de haber sido consultor independiente para empresas de prefabricados de 1985 a 1989, el precursor de la lógica BIM fundó CSG Information Technology en 1990, convirtiéndose en consultor de importantes empresas italianas de fabricación de piezas armadas y pretensadas. Desde 1995, también ha extendido sus actividades a otros mercados de Europa Occidental, incluyendo España. En 2000 Frasani fue cofundador de CSG Engineering. En 2004, amplió sus actividades al mercado de Europa del Este, siendo responsable del diseño e introducción de nuevos sistemas constructivos en prefabricados para edificios y viviendas. Desde 2010, la empresa de Frasani también se ha establecido en el mercado sudamericano.

 

Miembro de ASSOBETON y del órgano del CTE, ha colaborado en numerosas publicaciones técnicas del sector. Ha promovido y organizado seminarios, ofrecido intervenciones técnicas sobre los cuarenta años de experiencia adquirida en el sector de la construcción industrializada en hormigón prefabricado. Ha viajado por todo el mundo para trabajar sin poner límites. Una mente abierta y animada, siempre ocupada con el ritmo rápido del alpino, a los colaboradores más cercanos en la oficina les gusta llamarlo un infatigable stakhanovist de trabajo. Su padre Gino, agricultor de la granja familiar de «La Colombaia», transmitió los valores de la tenacidad y la infatigabilidad en el trabajo. En su tiempo libre Frasani se dedica a sus grandes pasiones en la tranquila finca de Castelletto di Vernasca en el alto Valle del rio Arda: cultivos, buena comida, mascotas y su nieto Edoardo.